Este PI disfruta de una privilegiada situación —junto al circuito automovilístico, Circuit de Catalunya— y unas excelentes comunicaciones gracias a las autopistas AP-7, C-17 (enlace con las rondas de Dalt y Litoral), C-58, N-152 y C-16 (enlace con los túneles de Vallvidrera).

Se encuentra cerca de Granollers y Montmeló, dos ciudades que se caracterizan por la vitalidad y experiencia de su tejido empresarial, y de importantes centros de distribución, como el CIM Vallès.

Con una inversión de 8,3 millones de euros, el Parque destaca por la gran demanda recibida y por la rápida comercialización de las parcelas, tanto industriales como de establecimientos especiales, por lo que quedan a la venta solo 24.000 m².